Como hacer el ridículo para aprender

Esta tarde fui a visitar a Ruperto. Llamé a la puerta y me abrió su hijo. Su padre estaba detrás de la casa en el jardín. Me acerque despacio para cotillear que estaba haciendo. Ruperto es lo que denominamos un manitas. Tiene ese talento para el que no necesita un coach personal.

coach personal

Estaba acabando de montar una barbacoa hecha por él. Le salude y mire el diseño de la barbacoa. La verdad es que era extraña pero a Ruperto no le importa hacer, casi, el ridículo con algunas de sus “obras de arte”.

¿Para qué crees que Ruperto busca esos diseños raros? Él podría hacer diseños más normalitos y aceptados para todos. En su trabajo de diseñador gráfico, le pasa igual. Le gusta rozar lo absurdo buscando mejorar. De esa forma, crea nuevas conexiones cerebrales, lo que equivale a esforzarse y reinventar…. Aunque a veces pueda hacer el ridículo.

Hacer el ridículo, parecer tonto, no es divertido. Sin embargo, estar dispuesto a hacer el ridículo es muy recomendable. Fallaras en el 100% de las cosas que no intentes. Es una buena forma de salir de tu zona de confort. De esto el coach personal. Tu coach personal… sabe mucho!

Cometer errores, esforzarse, fallar y volver a intentarlo es la manera que tiene el cerebro de crecer y generar ese talento que necesitas. Para el cerebro un error no es tal cual tú tienes definido…. Un error lo utiliza como un hito, una prueba para mejorar.

Hacer pruebas con cosas que pueden parecer extravagantes y arriesgadas, te está acercando al punto óptimo donde se encuentra el límite de tu capacidad actual

Esto que te cuento está más que probado y funciona. El otro día leí en una revista que Google concede a sus ingenieros un 20% de su jornada laboral para que lo dediquen a sus proyectos privados. Solo con una condición. Que le pongan pasión para que asuman más riesgos y comentan de este modo errores…. Que les sirvan de aprendizaje y busquen el siguiente escalón en su desarrollo. ¿Piensas que a Google le va bien su negocio?

Otro ejemplo, en una empresa de comercio electrónico en estados unidos, tiene una regla de oro. Sus empleados deben tomar, una vez a la semana, una decisión laboral que les provoque cierto susto o sorpresa. ¿Qué harías tu si tu coach personal te hace preguntas hacia ese objetivo?

Tienes otras estrategias, depende de tu imaginación y de la situación. Sin embargo, el foco, reto o meta es siempre el mismo. Tienes que animarte a ir más allá y transformar “fracasos” en errores para aprender.

¿Qué te parece si los errores no los asumes como definitivos y los interpretas como información para seguir avanzando hacia tu objetivo?

4 Responses to “Como hacer el ridículo para aprender”

Read below or add a comment...

  1. Los errores suelen ser la mejor forma de obtener feedbaks diferentes…

    • Angel Luis Navarro Licer says:

      Hola Jerby… Totalmente de acuerdo. Tenia un compañero de trabajo que decia “Desconfia de las cosas que funcionan a la primera”. En mi vida profesional, abundan los errores que me llevan a esa mejora tan necesaria, que se plasma en el esfuerzo diario para establecer mis metas.

      Saludos

  2. Ferran says:

    Ojalá en este país se tuviera en cuenta los fracasos y errores como algo positivo. Nuestra sociedad todavía tiene una mentalidad carca del ” ves te lo dije iba a fracasar ” y el ” ha teñido suerte”

    Espero que con el tiempo y nuestros fracasos poco a poco cambie

Comentarios

*